La leyenda

Este todoterreno se empezó a construir hace 80 años, y unos 400 siguen usándose a día de hoy por todo el mundo. Se cree que puede ser el único avión de la historia en llegar a estar volando más de un siglo. Y con razón: era rápido, barato, fiable, fácil de reparar, despegaba en poco espacio, volaba más lejos, y fue el primer avión de pasajeros rentable.

A lo largo de su vida se ha usado para usos militares, civiles, de carga, de rescate y de contrabando; en pistas de asfalto, tierra, e incluso en el agua. Hoy deslumbra en nuestro museo con librea de Iberia, y un recién restaurado interior, donde podrás ver los enganches de su fuselaje, que le daban la flexibilidad de configurarlo a gusto del consumidor.